Olvídate de tus propósitos para 2021, si primero no has hecho esto

Reconoce y celebra tus logros antes de planear tus propósitos de año nuevo.

Se acerca el inicio de un nuevo año y con ello la lista de metas para 2021.

Sin embargo, para preparar los cimientos sobre los que basarás tus próximos objetivos, es necesario que dediques unos minutos para reconocer y celebrar todo lo que lograste este año 2020 que esta por terminar.

Indudablemente ha sido un año fuera de lo común, ha estado lleno de desafíos físicos, mentales y espirituales. Y precisamente por ello es fundamental que te des tiempo para reconocer y celebrar todo lo que has conservado y lo que has logrado en estos turbulentos tiempos.

Te propongo este sencillo ejercicio

Tómate solo 20 minutos de tu valioso tiempo para reconocer todos tus logros de 2020 y escríbelos!  Sí, transforma esas ideas que tienes en tu mente en palabras y exprésalas sobre el papel!

Si no has hecho antes este tipo de ejercicio, puede que sientas algunas resistencias, tales como… “No tengo tiempo” o quizá pienses que “no tiene caso” o que de todos modos “no fue mucho lo que lograste este año”. 

Te reto a que desafíes esas ideas y te permitas experimentar la sensación al realizar este ejercicio.

¿Quieres saber porqué es fundamental celebrar tus logros?

Aqui te doy 6 razones, que son más que suficientes.

#1 Celebrar se siente bien fisicamente

A todos nos encanta celebrar. Simplemente se siente genial físicamente! No necesitas más razones complicadas ni explicaciones científicas que apoyen esta idea.  Simplemente recurre a tu experiencia y date cuenta de lo bien que te sientes cuando celebras tus logros. Has más de eso que se siente bien!

Al celebrar, tu cerebro libera endorfinas que generan una sensación de bienestar total en tu cuerpo. Sobra decir, que las endorfinas también refuerza tu sistema inmunológico y te mantienen más saludable por más tiempo.

#2 Reconocer y celebrar tus éxitos refuerza tu confianza en ti misma!

Ver la evidencia, escrita, de lo que has logrado actúa como motor y como motivador. Es el fundamento en el que basarás lo que eres capas de lograr más adelante en tu vida. 

Antes de plantearte nuevos objetivos, primero reconoce lo que has logrado. Para que el día de mañana, cuando te surjan las dudas sobre si serás capaz de lograr o no esa nueva meta, cuentes la evidencia ineludible de tus capacidades y de tu potencial para conseguir eso que quieres.

Celebrar es volver a vivir, es darte tiempo para disfrutar nuevamente ese triunfo que lograste.

A veces pasamos demasiado tiempo en la batalla para conseguirlo y dedicamos muy poco o casi nada para celebrarlo y saborearlo. ¿Qué caso tiene seguir luchando continuamente si no nos damos tiempo de disfrutar lo que tanto anhelamos y que finalmente obtuvimos?

Reconocer tus logros contribuye a que te sientas exitosa. Estar avanzando y evolucionando refuerza tu sensación de éxito, pero tienes que darte el tiempo para reconocerlo para que tenga efecto.

Si te la pasas trabajando sin celebrar tus logros, corres el riesgo de seguir sintiéndote estancada o frustrada, porque sin importar todo lo que hayas logrado y todo lo que hayas avanzado, si no lo reconoces o no lo puedes ver, seguirás pensando o sintiendo que no lograste nada. De allí la importancia de darse el tiempo para celebrar y disfrutar.

Esta sensación de triunfo y éxito es la que todo el mundo persigue por doquier, y esta en tus manos tomarla y saborearla, en lugar de dejar que te siga evadiendo.

Si dejas pasar la oportunidad para celebrar, le estarás enviando a tu cerebro la señal de que en realidad lo que estas haciendo, no es tan importante como para que merezca celebrarse. Enviarle esta señal a tu mente, es apostar por auto-desmotivarte. Ya que, si dejas pasar tus éxitos sin celebrarlos generas un sentimiento de vació y falta de sentido que se transforma en falta de motivación y a la larga en dificultad para continuar trabajando por lo que quieres, especialmente cuando la situación se ponga un poco complicada.

#3 Celebrar tus logros hace que te sientas más conectada con tus seres queridos.

Celebrar no necesariamente significa que hagas una fiesta e invites a todo el mundo, celebrar puede significar simplemente que te sientes 20 minutos a reflexionar sobre lo que has logrado, que decidas escribirlo en tu journal o que quieras compartirlo con tu pareja, tus amigos más cercanos o los colegas que han sido parte de tus logros. 

Reconocer los logros es contagioso. Con el hecho de compartir tus éxitos estarás invitando a los demás para que también reconozcan sus propios logros y para que los compartan contigo, y eso es lo que hace que las relaciones se vuelvan más fuertes. 

El simple hecho de compartir algo que es importante para ti con tus seres queridos, hará que te sientas más conectada y más cerca de las personas que son importantes en tu vida. 

Tómate un té, un café, una cerveza, una copa de vino o un vaso con agua, da igual lo que sea! Con tal de que brindes por eso que has logrado.

#4 Celebrar con los demás refuerza la percepción que tienes de ti misma como persona exitosa y abre las puertas para más éxitos.

Cuando compartes tus éxitos con tus colegas o compañeros de trabajo, abres la posibilidad para que surjan nuevas ideas y oportunidades para colaborar. ¿Por qué? Pues porque a todo el mundo le gusta trabajar y estar cerca de personas exitosas y que logran lo que se proponen. Tú eres una de ellas! Solo tienes que decirlo y compartirlo en viva voz y verás que pronto empezarán a aparecer nuevas oportunidades para colaborar.

#5 Celebrar te permite conectar con una mentalidad de éxito.

Celebrar desarrolla y refuerza la imagen exitosa que debes tener de ti misma para poder plantearte nuevas metas y te permite conectar con la actitud mental (mindset) que necesitas para conseguirlas.

La percepción que tienes de ti misma como persona exitosa se alimentará a sí misma y se transformará en una realidad. Cada vez que celebras tus logros, por pequeños que te parezcan, estarás estableciendo los cimientos para logros mayores por venir.

#6 Celebrar es una pausa con premio para ti y para tu mente.

Si no te das tiempo para celebrar tienes mas probabilidades de quemarte (buen-out).

El tiempo para celebrar es un tiempo para relajarte y felicitarte a ti misma por lo que has logrado, es un break con premio. Con la celebración le envías señales a tu cerebro de “bien hecho” y al mismo tiempo le agradeces y premias por el tiempo y dedicación invertido.

Ya que te di estas poderosas razones para reconocer y celebrar tus logros…

Quiero contarte cual fue la experiencia de una de mis clientes cuando hizo este ejercicio:

“Me di cuenta de que escribir mis logros tiene un efecto revitalizante! Sobre todo cuando ví que la lista no es tan pequeña como me la imaginaba! En especial cuando incluí no solo las tareas o hechos que había realizado durante el año, sino también, los cambios en mi manera de pensar, todo lo que he aprendido de mis errores, lo que empecé a hacer para mi propio bienestar, lo que me dí cuenta que ya no estoy dispuesta a hacer ni a permitir en mi vida…en fin, todo lo que este año me ha dejado como experiencia de vida… Me encantó! Creo que es algo que voy a incluir a modo de ritual para cada año que este por terminar y también para antes de cada cumpleaños.”

Y ya con todo eso revisado y dandole su justo valor, ahora sí… 

Ya estás lista y dispuesta para lo que el nuevo año tenga para ti. Porque sabes, con evidencia en mano, que eres capaz de aprender, de crecer y de lograr todo lo que te propongas.

Dicho esta!

Date la oportunidad: siéntate a escribir esa “pequeña” lista de logros y después, date unos minutos para observar cómo te sientes al leerla de nuevo para ti misma. 

Celebra tu lista y compártela conmigo!